Escopeta Disuasiva Shark Caño Corto

$83.700

18 cuotas de $8.928

Me interesa

medios de pago disponibles

Envío gratis a todo el país.

Descripción

La escopeta anti disturbios o escopeta disuasiva Shark es un arma derivada de la carabina de repetición, se utiliza para disparar postas de goma de 17,5 mm que es el calibre actualmente utilizado por la policía. Es un arma ideal para defensa del hogar o de comercios, así como también para las fuerzas de seguridad y vigilancia.

En nuestra tienda online también puedes conseguir postas de goma y garrafas CO2 para tu escopeta disuasiva Shark.

Información del producto
  1. Características
  2. Modo de uso
  3. Potencia

Características

  • Marca: Shark
  • Modelo: Rifle Co2 Disuasivo – Antidisturbios
  • Fuente de potencia: Garrafa Co2 (Dióxido de carbono), contenido en garrafas de 350 grs
  • Sistema de tiro: Repetición tipo Itaka
  • Calibre: 17,5 mm
  • Potencia: 110 MPS
  • Tipo de munición: Postas de goma esféricas
  • Capacidad del cargador: 8 postas
  • Material: Caño de acero SAE 1040 y culata de madera lustrada
  • Peso: 1,500 Kg.
  • Largo Total: 950 mm
  • Alcance efectivo: 20/25 metros
  • Autonomía: 20/25 disparos por carga CO2.
  •  Cantonera: de goma

Modo de uso

Lo primero es cargar el gas y para esto es necesario amartillar el arma con la corredera, de lo contrario el martillo apoya contra la válvula de descarga y si el depósito de gas estuviera totalmente descargado, el gas escapa por el cañón, o dispara el proyectil si hubiera uno en la recámara.

Una vez que el arma se haya amartillada con la corredera se enrosca la garrafa suavemente en la válvula de inyección, manteniéndola unos instantes hasta completar la carga (15 segundos aproximadamente) colocando la garrafa hacia abajo para mayor caudal de gas, obteniendo más tiros por carga. Cabe aclarar que se deben usar garrafas con la rosca en buen estado y bien cargadas.

La escopeta Shark posee una capacidad para 8 postas, estas postas son cargadas en el cargador superior. Primero se lleva el resorte cargador hacia adelante hasta la punta del cargador para que sea sujetado por el retén, luego se debe deslizar la tapa que cubre el orificio por donde se ingresan los proyectiles hacia adelante, seguidamente se introducen los proyectiles y una vez que los proyectiles estén dentro del cargador deslizamos la tapa de nuevo hacia atrás, aflojamos el resorte cargador llevándolo hacia atrás y el arma ya se encuentra en condiciones para disparar.

La carga se efectúa con la corredera ubicada debajo del cañón, cuando se acciona la corredera hacia atrás se amartilla el arma y se alimenta un proyectil en la recamara, una vez que se dispara el arma se simplemente se repite este ciclo y el arma alimenta otro proyectil listo para el siguiente disparo.

Potencia

La fuente de potencia del arma son las garrafas de gas carbónico. La garrafa se debe enroscar en la válvula de inyección y esto le dará al arma una carga. Usando garrafas bien cargadas, lanza entre 20 y 25 disparos por carga del depósito de gas. Cada garrafa tiene capacidad para recargar el arma de 6-7 veces. Estos valores son aproximados y a título indicativo, dado que depende de la temperatura ambiente y del depósito de gas.

El arma tiene una potencia de 110 MPS (metros por segundo) equivalente a 150 MPS (metros por segundo). A una distancia de 10 metros las postas pueden atravesar fácilmente madera terciada de 8mm. Esto nos da una idea del poder de impacto del arma.

Cabe aclarar que la posta no penetra en el cuerpo, el golpe es contundente y llegado el caso producirá un hematoma, pero no penetrará la piel, de manera que es un arma no letal.